viernes, 31 de julio de 2009

El valor es una costumbre


Cuando los merodeadores filisteos descendieron a saquear a los israelitas,Sama hizo una incursión. Mirando fijamente los semblantes oscuros de la avalancha de gente, sacó su espada y combatió. Segunda de Samuel 23.12 nos indica que Sama “se paró en medio de aquel terreno y lo defendió, y mató a los filisteos; y Jehová dio una gran victoria”.
Sama “se paró”, “defendió”, “y mató”. ¡Él se hallaba en medio de aquel terreno con un propósito! En Sama, ¡el valor ya era una costumbre!
No así muchos de los religiosos de hoy. Ellos se están batiendo en retirada en presencia del enemigo. Con frecuencia se retiran bajo el pretexto de ser“razonables” o “tolerantes”. Como ya sabrás, la gran mayoría de los “cristianos” de hoy toleran casi cualquier cosa… ¡menos la intolerancia!
Pero nunca olvidemos que nuestros antepasados espirituales murieron porque fueron completamente intolerantes ante todo aquello que los alejara de Cristo. El cruel gobierno romano se habría alegrado en permitir que los cristianos primitivos adoraran a Cristo… con tal de que también reconocieran a sus muchos dioses romanos. Pero se pusieron furiosos contra los cristianos primitivos, puesto que estos siempre sostuvieron que Cristo es el único Mediador, y persistieron en seguir sus enseñanzas en cada aspecto de sus vidas.
También Sama fue completamente intolerante ante el enemigo. Sama no se sentó a negociar con el enemigo. Él aceptó únicamente una sola cosa: la plena victoria sobre el enemigo.
¿Cuáles son algunos enemigos que tenemos que enfrentar hoy? Uno de ellos es la música de Satanás entre los que se dicen ser hijos de Dios. Otro enemigo que enfrentamos es la codicia y el materialismo.
Si tú batallas con valor contra dichos enemigos, no te sorprendas al ver tu reputación atacada y cada faceta de tu ser calumniada. Ciertamente tendrás que enfrentarte con una avalancha de gente. En semejante tiempo de prueba podrás vencer sólo si tienes la costumbre de combatir con valor.
El Señor se mantendrá a tu lado y lograrás una gran victoria… si batallas con valor y en plena humildad.
—Samuel D. Coon

1 comentario:

  1. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar